¿Es necesario desarrollar un LOD400 para fabricación? Necesidad vs Realidad

El modelado de la información del proyecto ha supuesto una mejora significativa para el sector AECO. Sin embargo, la ejecución de entregables BIM específicos puede ser contraproducente y dar lugar a peores resultados del proyecto.

Al pensar en la idoneidad para el propósito de BIM, algunos usuarios pueden inclinarse en la decisión de que, si se está desafiando BIM, debe abogarse por la utilización de softwares CAD. No obstante, este artículo no trata de volver a CAD, sino de cuestionar cómo podemos mejorar el proceso BIM para lograr mejores alcances.

Para el proceso BIM es fundamental la filosofía del refinamiento gradual del modelo (gráfico y de información). Esta filosofía se ilustra mejor en las especificaciones de nivel de desarrollo (LOD) que se encuentran en guías como BIM Forum (última versión mayo de 2020). Esta guía muestra cómo un elemento se nutre progresivamente desde una representación genérica (LOD 100) hasta un modelo preciso, según lo construido (as-built). La guía hace explícito que “no prescribe qué Niveles de Desarrollo (LOD) deben alcanzarse en qué punto de un proyecto, sino que deja la especificación de la progresión del modelo al usuario”. La guía es, por tanto, una referencia para delimitar el contenido y fiabilidad de un modelo.

¿Cuál es el problema?

A menudo se asume que cuanto más complejizado esté un modelo BIM, mejor será el resultado. Esta suposición, a su vez, lleva al BIM Manager del lado del cliente o contratista a especificar los elementos a modelar con LOD400. BIMforum define LOD de la siguiente manera:

“Un elemento LOD 400 se modela con suficiente detalle y precisión para la fabricación del componente representado. La cantidad, el tamaño, la forma, la ubicación y la orientación del elemento tal como se diseñó se pueden medir directamente desde el modelo sin hacer referencia a información no modelada como notas o anotaciones de dimensiones.”

Llegado a este punto, podemos cuestionarnos cómo es posible que el desarrollo de un modelo BIM a un alto nivel de desarrollo dé como resultado un peor desarrollo del proyecto. Bueno, aquí está el por qué. A continuación, se ilustran dos contextos diferentes;

  • El primero es lo que muchos imaginan qué es BIM.
  • El segundo escenario es lo que realmente acontece en proyectos reales. Hay varias consecuencias contrarias a lo que se pretendía, pudiendo llegar a la conclusión de que esta dinámica no es un hecho aislado, sino más bien un problema sistémico en la industria AEC.

Fase inicial

El equipo de diseño crea un modelo generalmente en LOD300, donde se define como elementos del modelo que se «representan gráficamente dentro del modelo como un sistema, objeto o ensamblaje específico en términos de cantidad, tamaño, forma, ubicación y orientación». En otras palabras, son una aproximación razonablemente precisa de lo que debería construirse con fines de coordinación. En el caso de un muro cortina, por ejemplo, conocemos su ubicación, dimensión general y espaciado de montantes, pero no contiene suficientes detalles para fabricarse.

A partir del modelo LOD300, el arquitecto extrae vistas 2D y produce un conjunto de planos para licitación. Tenga en cuenta que este paso está indicado como opcional y en un proceso BIM ideal, muchos argumentarían que este paso debe omitirse, ya que únicamente el modelo BIM conformaría la información de la oferta de licitación.

¿LOD 400?

Una vez que se ha adjudicado el contrato, los distintos subcontratistas toman posesión del modelo BIM y continúan desarrollando el modelo a LOD400 según el Plan de Ejecución BIM (BEP). Es decir, el modelo BIM se convierte en una representación precisa de lo que se va a fabricar.

La mayoría de los BEP contienen cláusulas que indican que todas las vistas 2D deben extraerse del modelo BIM. Por lo tanto, todos los planos de taller 2D están vinculados dinámicamente al modelo BIM para minimizar posibles problemas de coordinación. En el caso que no haya surgido cambios en obra, se necesita poca o ninguna modificación para actualizar el modelo BIM para el envío según as-built.

No obstante, saliendo de la utopía de la metodología BIM, el escenario real es totalmente diferente al descrito anteriormente: Una vez adjudicado el contrato, los distintos subcontratistas toman posesión del modelo BIM para el desarrollo de su paquete contratado. Éstos toman los planos de licitación 2D del equipo de diseño y los desarrollan para producir sus planos de taller. Este proceso rompe la regla de oro del refinamiento gradual del modelo. Una vez que se aprueban los planos de taller y los elementos están en producción, la actualización del modelo BIM a LOD400 se subcontrata a un tercero (Third-party según ISO 19650)

Causas

¿Por qué ocurre esto y cuáles son las llamadas fuerzas del mercado que impulsan este cambio? La respuesta por parte de subcontratistas y fabricantes es contundente: tiempo y dinero. Suelen ocurrir en tres momentos principales:

Oferta para licitación

A medida que avanzan los proyectos, es común que se hagan concesiones sobre los entregables BIM contractuales. Sabiendo que esto probablemente ocurrirá, muchos subcontratistas se muestran reacios a presentar un precio de licitación que incluya los entregables BIM completos por temor a que se queden sin la adjudicación. El contratista principal acepta la oferta más baja porque tampoco desea ser excluido de la oferta. “Gana el encargo primero, luego ocúpate de los entregables”.

Adjudicación del contrato

La mayoría de los proyectos de construcción siguen un modelo en cascada mediante el cual las actividades del proyecto se dividen en fases lineales secuenciales. Se puede establecer un camino crítico, indicando cuándo se debe aprobar cada paquete o sistema para lograr la fecha de finalización deseada. El subcontratista alega al contratista principal que los entregables específicos de BIM deben reducir el alcance para cumplir con los hitos críticos. La prioridad es completar el edificio a tiempo; el modelo digital es complementario.

Desarrollo de diseño

El desarrollo progresivo de un modelo LOD400 en paralelo con el del diseño es un proceso pausado y gradual. No porque el proceso de modelado sea necesariamente lento, sino por la naturaleza del proceso de aprobación. Dado que los subcontratistas y los fabricantes prefieren utilizar el software con el que se sienten cómodos y resolver cualquier entregable BIM al final. Además, al adoptar este enfoque, los entregables BIM pueden verse reducidos en su contenido hasta tal punto que se requiera la implicación de menos recursos.
En este punto, cabe sentenciar que el valor que ofrece BIM es mucho más alto que su costo. Sin embargo, hay muchos elementos que no precisan desarrollarse a un tan alto nivel de desarrollo. Normalmente, existen dos factores relacionados principales que influyen en cuándo adoptar un modelo LOD400 o no.

Planos de taller vs Planos de fabricación

Existe la idea errónea de que los planos de taller son los planos reales a partir de los cuales se fabricará un elemento. Si bien esto puede ser cierto para algunos elementos, a menudo se produce un conjunto adicional de planos para la fabricación. Por lo tanto, los planos de taller se utilizan para el proceso de aprobación, mientras que los planos de fabricación se utilizan para el proceso de fabricación real. Si bien es cierto que al automatizar el proceso de generar planos de fabricación en 2D a partir del modelo 3D, se obtienen enormes beneficios.

Nivel de información necesaria

Consideremos el ejemplo del muro cortina mencionado al principio del artículo. Una vez que se elige un sistema de acristalamiento, ¿es realmente necesario modelar cada fijación, varilla y sellador en 3D? ¿Para qué sirve esto?
Un fabricante no necesita esta información; ya han fabricado su producto miles de veces y saben cómo producirlo. El arquitecto no necesita esta información, solo le importa cómo se ve el sistema y cómo funciona. Por otro lado, el cliente sólo necesita saber qué sistema es, quién lo suministró y la información de garantía asociada.
Incluso la detección de conflictos es un punto discutible. Después de la estructura, la fachada es el siguiente elemento en la jerarquía del edificio. Si algo choca con la fachada, es el otro elemento el que debe moverse. Y, en cualquier caso, es poco probable que los modelos 3D detallados de fijaciones ocultas y juntas de silicona afecten los resultados de detección de choques. En este ejemplo, diría que un modelo con LOD400 no proporciona ningún beneficio adicional, especialmente si se proporciona al final del proyecto.

Thinking

Para obtener los mejores resultados del proyecto, la solicitud de requisitos de LOD 400 debe quedar reservada para elementos específicos donde el modelo digital se utilice para la fabricación, como estructuras de acero, piezas específicas, etc. Esta mentalidad requiere moderación por parte de los BIM Managers al redactar BEPs para evitar hacer asignaciones generales de LOD y, en su lugar, adoptar un enfoque más personalizado para cada elemento del proyecto.

Artículo de Raúl Alfaro Calvo, Arquitecto y alumno de la 2a promoción del Máster BIM Manager Oficial de Autodesk en RF AECO Competence Center. Profesional con la Certificación ACP (Autodesk Certified Professional).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú
whatsapp